lunes, 13 de diciembre de 2010

Azoteas verdes, inversión de altura

Azoteas naturadas, techos vivos o green roofs, se refieren a la creación de áreas verdes, modificando las condiciones de piso a través de membranas especiales y sistemas de drenaje para obtener jardines naturales en las alturas.

No es lo mismo que colocar macetas sobre el techo, pues aunque ayudan en cierta medida a la preservación de la biodiversidad urbana, no entra en el concepto de naturación, explicó Raymundo Herrera, director general de la empresa colocadora Green Roof Systems de México.

Las azoteas verdes, una práctica de gran trayectoria en algunas partes del mundo, ya son una realidad en la ciudad de México con alrededor de 13,000 metros cuadrados de jardines instalados, con intervención de la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal y 3,000 metros cuadrados realizados por la iniciativa privada.

Actualmente, edificios como el Corporativo del banco HSBC en la colonia Cuauhtémoc, la tienda de autoservicio Superama de la colonia Polanco y el Museo del Acero dentro del Parque Fundidora en Monterrey, Nuevo León, son de los proyectos más destacados, tanto por su extensión como por su belleza y complejidad.

Además, para muchos resulta una buena inversión, ya que no tienen que volver a impermeabilizar jamás.

Los materiales utilizados en la colocación son membranas impermeabilizantes y antiraíces para no comprometer y, por el contrario, proteger la estructura del edificio. Tampoco se utiliza tierra, pues incrementaría considerablemente el peso a la estructura.

Economía ecológica


Además de los múltiples beneficios ambientales de este tipo de azoteas, entre los que se encuentran la preservación de la biodiversidad urbana, captura de bióxido de carbono, reducción del efecto isla de calor y disminución del estrés en áreas de trabajo, existen otros beneficios para su bolsillo.

Los inmuebles que utilizan aire acondicionado tienen un ahorro de 40% en consumo de energía, ya que el procedimiento devuelve cierto nivel de humedad a la construcción y se calcula que el valor del edificio aumenta en 15%, explicó Tanya Müller, directora de Reforestación Urbana del DF.

El costo promedio de colocación es de 1,000 a 1,300 pesos por metro cuadrado. El precio depende de varios factores, no sólo de la extensión, sino también del estado en que se encuentra el inmueble y el tipo de vegetación, “no es lo mismo encontrar una azotea que ya está adaptada como terraza a encontrar domos, antenas, cables, tuberías, tinacos y taques de gas”, dijo Marco Antonio Sánchez, director general de la empresa colocadora Azoteas Verdes.

Si bien los expertos recomiendan usar plantas de bajo mantenimiento que resistan a altas y bajas temperaturas, depende mucho de los requerimientos del cliente. El pasto, por ejemplo, es vegetación de alto mantenimiento en cuestión de poda y requerimiento de agua, comentó el directivo.

Otras recomendaciones para evitar que su jardín se convierta en una alberca en la primera tormenta incluyen:

1. Acudir a la Asociación Mexicana para la Naturación de Azoteas (Amena) para recibir asesoría.

2.Preguntar a la empresa instaladora dónde ha trabajado antes y acudir personalmente a ver esas azoteas enverdecidas, no se fíe sólo de las fotos.

3.Ir a la Secretaría del Medio Ambiente del DF para que un supervisor verifique los procesos técnicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada