lunes, 31 de enero de 2011

Si andas en busca de una casa para comprar, aprovecha sus ventajas.

Sin lugar a dudas, tomar una de las decisiones más importantes de la vida, es resolver entre las opciones que se nos presentan cuando anda uno buscando una casa para comprar y entre ellas tomar en cuenta una casa de segundo uso no es para nada una mala elección por las ventajas que puedes obtener en una casa usada.

Empezar por lo básico y analizar la capacidad económica disponible, incluyendo el monto del crédito que pudiera uno obtener, ya sea de las instituciones financieras, que generalmente prestan desde un 80% al 95% del valor de la casa para comprar, o bien a través de alguno de los organismos de la vivienda, sin dejar de incluir los gastos de escrituración que pueden ascender a un 5 % del valor de la propiedad.


Desde luego, si ya seleccionó junto con su Profesional  Inmobiliario de la Red Alfa la zona de su conveniencia, la configuración física de la casa para comprar, el aspecto legal y está casi convencido que esa es la casa que ha estado buscando, no deje de tomar en cuenta otras importantes ventajas que va a encontrar solamente entre las casas de segunda mano, y entre esos significativos conceptos vamos a mencionar los siguientes:

  • Usted puede adquirir por el mismo precio una casa de segunda mano de mayor tamaño que una casa nueva.
  • La ubicación de una casa usada estará más cerca del centro de la población, ya que los nuevos desarrollos de viviendas se efectúan en la periferia, alejándose cada vez más, por el menor costo de los terrenos donde se va a  desarrollar el fraccionamiento.
  • Conoce el área circunvecina a su casa para comprar ya desarrollada y puede ver el entorno final donde vivirá, con todos los beneficios actuales que ya existen, llámense hospitales, tiendas de autoservicio, escuelas,   y no solamente los proyectos que algunas veces se atrasan en su desarrollo o de plano no se concretan.
  • Un factor muy importante de analizar es la estructuración de las casa, que cuando son nuevas en el primer año se asientan el 95% del total, por lo que siempre se tiene el riesgo de que se haya cimentado con vicios de construcción, apareciendo posteriormente los problemas como cuarteadoras en muros o losas, y en una casa usada este factor ya se generó y se pueden observar si existen problemas de este tipo en los muros o las losas.
  • El precio final que se pueden obtener en las casas usadas durante la negociación depende muchas veces de diversos factores, entre ellos la necesidad o apremio del dueño de la propiedad, o el estado físico, y en las casa nuevas los precios ya están preestablecidos y no son negociables.
  • La contratación de los servicios ya se ha efectuado y es un beneficio en trámites y tiempo que se gana.
  • En muchas de las propiedades compradas de segunda mano, estas se encuentran semi- equipadas con cocina integral, closets completos, abanicos de techo o mini splits, boiler, rejas de protección, portón automático, asador, arreglo del patio,  u otras mejoras que contribuyen y ayudan en la venta de la casa pero no incrementan significativamente su valor durante la negociación de la compra.  

Como se notará son estos otros valores agregados que solo se encontrará en la casa para comprar de segunda mano, y que también deben tomarse en cuenta a la hora de poner los beneficios e inconvenientes para decidir si comprar una casa nueva o una casa de segunda mano.

Equipo Alfa Inmobiliaria
www.alfamexico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario