lunes, 31 de enero de 2011

Toma fuerza adquisición de vivienda usada

La adquisición de viviendas usadas va en aumento, los financiamientos para la compra de este tipo de casas pasó de 17% en 2007 a 27% en 2010, del total de créditos entregados por el Infonavit según el estudio México, Situación Inmobiliaria, realizado por BBVA Bancomer.

“Esto quiere decir es que uno de cada tres créditos que dio el Infonavit el año pasado fueron para vivienda usada”, dijo Adolfo Albo, economista jefe para México de BBVA Bancomer.

El especialista afirmó que actualmente existen clientes más exigentes, por ejemplo, buscan casas con mayor número de cuartos, toman en cuenta factores como la distancia al empleo, a escuelas, clínicas y comercios, es decir calidad de servicios urbanos.

“Estamos viendo un desarrollo del mercado secundario de vivienda, las casas usadas están mejor valuadas, tiene mejores atributos”, expresó Albo.

Por lo anterior, resaltó que los desarrolladores deben tener la capacidad de adaptarse en forma eficiente a la demanda del consumidor.

Durante la presentación del estudio México Situación Inmobiliaria, Adolfo Albo informó que de acuerdo a datos del Infonavit, existe 3.2 millones de derechohabientes se encuentran en espera de una vivienda.

“El gran déficit se encuentra en ampliar la vivienda, en mejorarla y en ese sentido, tenemos que adaptar la industria a este comportamiento del rezago habitacional”, resaltó Adolfo Albo.

Ante esto, precisó que el mercado que viene es de ampliaciones y remodelaciones.
Recaudación

En conferencia de prensa, Eduardo Torres, analista del sector inmobiliario de BBVA Bancomer expuso que México es uno de los países con la menor recaudación de predial, la cual corresponde a 0.2% del Producto Interno Bruto, mientras que países como Uruguay las percepciones por el gravamen, llega a 1.12%, Francia, 3.5% y en EU, 3.1% del PIB.

“La recaudación del impuesto predial en México es de las más bajas del mundo y su tendencia en las últimas décadas ha sido decreciente”, dijo el especialista.

Afirmó que los incentivos que actualmente existen para impulsar una mayor recaudación son limitados, además de que mientras los estados reciben recursos del Gobierno Federal, menos se preocupan por recaudar impuestos y que no todas las entidades tienen infraestructura para cobrarlo.

Actualmente 90% de la recaudación del impuesto se realiza en 150 municipios, por lo que existe un amplio potencial para aprovechar el gravamen, no sólo por las percepciones sino como herramienta para el desarrollo urbano, aseguró Torres.

por Yuridia Torres / El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada