martes, 15 de mayo de 2012

Alerta FMI sobre alto crecimiento del crédito hipotecario en México


Posible formación de una burbuja en el mercado de la vivienda en América Latina, señala.

La morosidad entre usuarios de préstamos hipotecarios aumentó en México a un ritmo que multiplica por cuatro la tasa de crecimiento de los nuevos créditos otorgados por la banca para la compra de vivienda, advirtió un reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el que el organismo llama la atención sobre la posible formación de burbujas en el mercado de la vivienda de América Latina.


En varios de los países de la región, el crédito hipotecario ha crecido a tasas superiores a 14 por ciento en los últimos años (como ha sido el caso de México), apuntó el organismo. El crédito hipotecario en algunas economías de la región podría estar creciendo a tasas muy superiores a las que explican los fundamentos económicos de los tres últimos años, añadió.


Entre 2003 y 2009, el crédito otorgado por la banca privada en México para la compra de vivienda creció a una tasa de 19 por ciento en promedio anual, de acuerdo con datos de la Asociación de Bancos de México. En 2010 aumentó a un ritmo de 12 por ciento. Según la misma fuente, en el primer bimestre de este año repuntó a una tasa anual de 16 por ciento, tres veces más que el crecimiento del producto interno bruto (PIB).

Experiencia en colapsos

Aunque en los países latinoamericanos el crédito hipotecario es relativamente bajo comparado con los niveles internacionales –apenas 7 por ciento del PIB, comparado con 20 por ciento en las economías en desarrollo de Asia y más de 65 por ciento en Estados Unidos–, ha crecido a una fuerte tasa real promedio anual de 14 por ciento desde 2003, mencionó este jueves el FMI. Los precios de la vivienda también han experimentado aumentos significativos a lo largo de este periodo, sobre todo en los países donde la expansión del crédito hipotecario fue más rápida, abundó.

Las autoridades y los analistas de la región deberían mantenerse atentos al rápido aumento del crédito hipotecario y los precios de la vivienda porque, como sabemos de sobra, puede crear inestabilidad financiera, expresó el organismo.

América Latina tiene una larga historia de auges de crédito que terminaron colapsando, y la experiencia muestra que si bien las burbujas de precios de los activos impulsadas por el crédito toman tiempo en formase, pueden tener un final abrupto, agregó.

América Latina tiene un profundo déficit de vivienda, y por eso es natural que la construcción gane terreno a medida que mejoran los niveles de vida y se profundiza el crédito hipotecario, dejando atrás niveles iniciales muy bajos.

En el caso de México, el FMI reportó que los créditos otorgados para la compra de vivienda fuera de los programas oficiales creció a una tasa de 18 por ciento, que triplicó el incremento en la asignación de nuevos préstamos para este rubro.

El crédito hipotecario en algunas economías de la región podría estar creciendo a tasas muy superiores a las que explican los fundamentos económicos de los tres últimos años, mencionó. Citó que en Brasil, el crédito hipotecario ha dado un gran salto, aunque eso quizá sea atribuible también al lanzamiento de un programa estatal de crédito para la vivienda (Minha Casa, Minha Vida) dedicado a los hogares de bajo ingreso. Indudablemente, la rápida expansión del crédito hipotecario en algunos países merece cuidadosa atención, apuntó.

Sin embargo, acotó, otros indicadores llevan a pensar que las vulnerabilidades relacionadas con la vivienda se encuentran hoy día contenidas en la región. Los préstamos hipotecarios en mora todavía están a un nivel relativamente bajo y las hipotecas representan una porción pequeña del total de la cartera de los bancos. De igual manera, los pocos indicadores que existen sobre el endeudamiento de los hogares se encuentran en niveles manejables, aunque van en aumento, sobre todo en el caso de los hogares de bajo ingreso, consideró.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada