martes, 21 de agosto de 2012

Autofinanciamiento revoluciona




Es sabido que en los últimos años el crédito hipotecario se convirtió en el principal promotor del crecimiento del negocio inmobiliario en los últimos años. 

Hasta el 22 de julio pasado sólo el Infonavit tenía un total de 312 mil 622 derechohabientes que habían ejercido su crédito, monto equivalente a una derrama económica a nivel nacional de 85 mil 623 millones de pesos (mdp), incluyendo la participación de intermediarios financieros privados. 

Aunado a lo anterior, el precio de la vivienda experimentó un aumento de 3.70 por ciento en el segundo trimestre del año, como muestra del dinamismo que sigue experimentando la actividad. 

Sin embargo, ello no habría sido factible sin el financiamiento como vehículo indispensable en la adquisición. En ese sentido, tanto los institutos como Infonavit, Fovissste y la banca comercial, son algunas de las ventanillas de acceso a líneas de crédito. 

En la última década han existido otras opciones, entre las que destaca el autofinanciamiento. Un modelo que si bien opera como figura de adquisición como Brasil, no ha logrado el crecimiento en el país. 



Tu Casa Express Inmobiliaria Tu Casa Express, liderada por Modesto Gutiérrez, es una de las firmas que han venido consolidando su participación en este segmento. 

A diferencia de los créditos hipotecarios, esta opción ha resultado funcional a quienes tienen como única comprobación de ingresos el historial formado a lo largo de los diferentes planes de pagos y un enganche que se convierten en el aval del comprador. 

En esa tesitura, la firma dio a conocer en fecha reciente sus nuevos planes de autofinanciamiento inmobiliario, los cuales se enfocarán a los sectores que tengan ingresos superiores a 20 mil pesos mensuales. 

Con estos dos nuevos planes (el Plan Elite y el Plan Elite Plus) la firma ha llegado a la mensualidad más baja del mercado. Así, en el primero de los planes, que otorga un monto de un millón de pesos como mínimo, se basa en una mensualidad de 7,626.53 pesos por cada millón, en tanto que su plazo puede fijarse hasta por 15 años (180 meses). La adjudicación puede ser por subasta o por abonos parciales. 

Los detalles están sujetos a las condiciones del crédito y la capacidad financiera del adquirente, pero sin duda son una competencia importante para la cartera de productos hipotecarios disponibles en el mercado. 

Otro factor diferenciador es que el financiamiento puede utilizarse para adquirir una casa o remodelar. El universo de este rubro es alto. De acuerdo con el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), este segmento de viviendas es de 8.9 millones de casas con rezagos (entre deterioro y construidas con materiales no duraderos). 



Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario