lunes, 10 de septiembre de 2012

Cuando no te alcance, renegocia tu hipoteca

Esta alternativa te permite cambiar las condiciones de tu crédito cuando, se te dificulte cumplir con los pagos.

Cuando enfrentas problemas para cumplir con los pagos de tu crédito hipotecario, debes saber que tienes opciones que te ayudan a conservar tu patrimonio. Lo primero que debes evitar es caer en pánico, acércate a tu entidad financiera para explicar tu situación y encontrar una forma de pago.

Una vez que tu hipotecaria está al tanto de la situación, puede proponer una reestructura que consiste en hacer algún cambio en los parámetros económicos y financieros del crédito, a fin de que te permitan seguir pagando la casa.

No es necesario llegar a condiciones críticas para recurrir a una restructuración, pues las condiciones económicas o la parte salarial llegan a cambiar desde que se contrató el crédito. La disminución de ingresos, es la razón más común para utilizar esta opción.