lunes, 24 de septiembre de 2012

Ofrecer vivienda a no asalariados, reto para el gobierno entrante

Atender a las personas no asalariadas para que adquieran una casa, así como planear de mejor manera la ubicación de nuevos conjuntos habitacionales, son los principales retos en materia de vivienda que deberá enfrentar el gobierno de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con Ariel Cano Cuevas, director general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), la dinámica económica no ha favorecido a la formalidad, por lo cual hay mucha población que no está afiliada al Infonavit o Fovisste, pero tiene necesidad de una casa.

“Este gobierno dio el primer paso con un producto que se llama Crediferente (que atiende a los no afiliados otorgándoles un crédito con una institución financiera privada, y que cuenta con garantía del gobierno federal), pero el cual no está consolidado”, argumentó posterior a su participación en la 22 reunión anual del Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi).

Durante esta administración, destacó, se han resuelto algunos temas respecto al financiamiento de vivienda, pero aún falta analizar la ubicación de las nuevas construcciones.

“El concepto de sustentabilidad es obligado, lo que implica poner a la vivienda en una planeación mucho más integral, donde primero se planee la ciudad y después la vivienda, como un insumo, no al revés”, recalcó.

Por su parte, el Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi) preparó 10 propuestas en materia de vivienda, para el gobierno de Enrique Peña Nieto, entre las que se incluye revisar y reorientar los recursos presupuestales federales y estatales en la materia, así como diseñar programas que permitan el acceso al financiamiento para los sectores de bajos ingresos.

Juan Carlos Rodríguez García, presidente del comité directivo del Conorevi, detalló que es necesario analizar y adecuar el marco jurídico y normativo que permita que los organismos estatales de vivienda puedan recibir mayores recursos económicos y se constituyan como facilitadores del crédito.

Otro punto relevante es adecuar la legislación federal y estatal para que de acuerdo a las necesidades regionales se fortalezcan las facultades de los organismos de vivienda.

Fuente: Milenio

No hay comentarios:

Publicar un comentario