lunes, 1 de octubre de 2012

¿Agentes Inmobiliarios o Asesores?

En muchas ocasiones suele confundirse la expresión de Agente Inmobiliario y Asesor Inmobiliario como sinónimo de un término aplicado indistintamente para identificar a las personas que trabajan en el ramo de los Bienes Raíces, sin embargo existen muchas y variadas diferencias que caracterizan y diferencian a uno y a otro.

Por mucho tiempo se ha usado el término de Agentes Inmobiliarios para las personas que se desarrollan en el ámbito Inmobiliario, y que hasta hace pocos años, su procedencia era mayormente del sector mercantil enfocados hacia las ventas, donde se buscaba que las personas tuvieran un perfil predominantemente comercial, y su formación era basada en los principios básicos de ventas, como ser positivos, optimistas, buena presencia, saludable autoestima, orientados a resultados, ambiciosos, excelentes comunicadores, tenaces, entre otras muy buenas cualidades, y si, efectivamente son muy buenas bases para desarrollarse en el área de ventas en lo general, pero el sector Inmobiliario, como consecuencia de muy diversos factores, entre ellos las crisis económicas y particularmente las hipotecarias, así como los mayores problemas que han debido subsanar las empresas del ramo, transformándose y adaptándose a los nuevos requerimientos del Mercado Inmobiliario, ha necesitado que sus Agentes Inmobiliarios se especialicen e integren 100% al Ramo Inmobiliario, para cubrir todos las exigencias de sus clientes, pasando de ser Agentes a Asesores Inmobiliarios donde tienen que cumplir muchas otras funciones que anteriormente no las realizaban.

Las características naturales actuales para desempeñarse como Asesor Inmobiliario son:

1.- Disciplinado, organizado, optimista, profesional, tenaz, honesto, leal, cuida su aspecto, se programa para el éxito, establece sus metas, espíritu de servicio, proyecta confianza, es positivo.

Las características adquiridas para su desempeño como Asesor Inmobiliario

2.- Tener conocimientos técnicos para dominar su ramo, generando confianza en sus clientes, valorar la oportunidad de servir a sus clientes, saber utilizar herramientas disponibles para eficientar su desempeño, como son los programas computacionales, cámara fotográfica, brújula, cinta métrica, estar al día en cuanto a noticias que incidan sobre el Sector Inmobiliario, portar sus tarjetas de presentación, tener su automóvil que funciones correctamente, al igual que su teléfono celular siempre disponible, tener el buen hábito de llevar una agenda, cuidar los intereses del cliente como si fueran los propios, tener capacitación constante y programada para estar siempre actualizado, formar un archivo profesional con datos de propiedades en su área, y memorizar los datos más importantes, como son los precios unitarios de terrenos y de construcción, conociendo los diferentes tipos como son el Popular, Interés Social, residencial de primera, residencial de lujo, y residencial plus, o súper lujo, saber aplicar los factores de corrección con el criterio correcto en ubicar el inmueble por su estado de conservación, falta de mantenimiento, el tipo de proyecto, o por ser una propiedad fuera de zona que por su entorno, y nivel socioeconómico que no respalda la inversión efectuada por los propietarios.

Todos estos conocimientos saber aplicarlos para determinar el valor correcto mediante un preciso Estudio de Mercado, que nos ofrezca datos tanto al Asesor para su actualización como para los archivos de la oficina , y sobre todo ubicar al propietario en el valor real del mercado inmobiliario en la zona, para vender en el menor tiempo posible, ya que un precio fuera de mercado, es una pérdida de dinero tanto para el propietario al no venderlo en determinado tiempo, como para los Asesores Inmobiliarios, por trabajar en su promoción, sin concretar su venta llegando incluso a "quemarse" la propiedad al catalogarla los compradores con un adjetivo de cara.

Como podrá observarse, en la actualidad ser un Asesor Inmobiliario, implica unas cualidades muy particulares asociadas a otros conocimientos que por su importancia y trascendencia en los resultados, deseable es que se tengan enseñanzas profesionales para asimilar tantos variables conceptos, ya sean arquitectónicos, administrativos, y hasta del tipo legal que se encontrarán en el desempeño de su servicio.

Fuente: Alfa Inmobiliaria México

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada