jueves, 17 de enero de 2013

El país puede crecer más de 3.5%: CEESP

La recuperación en EU, el catalizador, explica . Fundamental, un cambio hacendario integral, considera la IP.

Los pronósticos para la economía en México son alentadores. Para 2013 se prevé una tasa de crecimiento cercana a 3.5, no obstante, tras los signos de recuperación de la economía de Estados Unidos, el incremento puede ser mayor, reveló un análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

“Los recientes resultados de la economía de Estados Unidos son señal de que mantiene un ritmo de avance que podría superar la perspectiva del mercado. Un indicador que muestra la fortaleza de la actividad productiva estadunidense es el sector laboral, que ya acumuló seis meses consecutivos, con una generación de más de 100 mil nuevos empleos por mes”, detalla el documento.

Aunado a esta dinámica, el CEESP destaca que el producto interno bruto (PIB) durante el tercer trimestre del año de la nación vecina superó todos los pronósticos que lo visualizaban con un menor desempeño y se situó en 3.1 por ciento, lo que generará como resultado un crecimiento por arriba de 2 por ciento en todo 2012.

No obstante, en el estudio se subraya que aunque México logre en 2013 tener un crecimiento de 4 por ciento en la economía, este resultado será insuficiente para mejorar sustancialmente el bienestar de la población, y solamente un aumento mayor a ese porcentaje puede generar los empleos que los mexicanos demandan cada año, mejorar la distribución del ingreso y reducir los altos índices de pobreza existente.

“Para lograr este objetivo es fundamental una reforma hacendaria integral, retrasarla más significa mantener tasas mediocres de crecimiento, arriesgarse a incrementar el desempleo, procurar la informalidad, así como facilitar la desigualdad y aumentar la pobreza”, señala el estudio del CEESP.

En el documento se puntualiza que el próximo año no puede haber un crecimiento superior a 4 por ciento, sino que serán 12 meses decisivos para concretar las reformas estructurales necesarias, en particular la hacendaria, que son necesarias para lograr los crecimientos importantes en la economía, mismos que podrían iniciar a partir de 2014.

“2013 será un año en el que si bien la economía no tendrá un crecimiento considerable, sí será crucial para concretar las reformas y sentar las bases para un ritmo de crecimiento elevado y sostenido a partir de 2014”, señala el documento.

El CEESP describe 2012 como un año bueno para México, pues subraya que los resultados más recientes anticipan que en el año que recientemente concluyó la economía pudo haber crecido por arriba del 4.0 por ciento.

Fuente: El Milenio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada