viernes, 10 de mayo de 2013

Inversión extranjera, oportunidad para el sector inmobiliario

Antes de 2007, la vivienda turística en México registró cifras cercanas a las 20,000 unidades anuales; no obstante, debido a la crisis financiera internacional esta tendencia ha ido a la baja en los últimos años, por lo que la reforma al artículo 27 constitucional que hoy se discute en el Senado de la República abre la posibilidad de que el mercado mexicano compita en igualdad de circunstancias con otros mercados turísticos.

De acuerdo con José Ángel Borbolla Bolívar, director general de Tinsa México, el precio de este tipo de viviendas antes de 2007 era superior a los 300 mil dólares por unidad, un mercado que podría tener mayor dinamismo y un impacto positivo en otros sectores.

“El mercado turístico de vivienda genera beneficios en los sectores turístico y hotelero; pues antes de que un extranjero tome una decisión de compra realiza tres o cuatro viajes; además se aseguran derramas económicas en esas zonas que pueden ser aprovechadas para crear infraestructura, servicios y al final generar más promoción para las áreas turísticas”, indicó Borbolla Bolívar.

Y es que a pesar de que dicho artículo, que prohíbe a los extranjeros adquirir tierras en 50 kilómetros de las costas y en 100 kilómetros de las fronteras mexicanas, los bienes inmuebles eran comprados a través de fideicomisos, por lo que además, con esta modificación a la Ley se espera una mayor transparencia de las inversiones extranjeras al país que en este caso provienen principalmente de Estados Unidos, Canadá y de países europeos como España.

Por su parte Diego Robles Farías, notario público y catedrático de la Universidad Panamericana, expresa que si bien la reforma establece una modificación muy sencilla autorizando a los extranjeros a que adquieran propiedades inmobiliarias cuando sean exclusivamente para el uso de vivienda y sin fines comerciales de manera directa, hace falta revisar la Cláusula Calvo que se establece en los contratos de compra venta con los inversionistas extranjeros.

“Se quedó coja la reforma en dos cuestiones; la primera es que debieron haber eliminado la Cláusula Calvo que es precisamente este convenio en donde los extranjeros se obligan a considerarse como mexicanos en la adquisición o en la inversión que tengan en México, y a su vez perder a beneficio de la nación la inversión en caso de no celebrar dicho convenio, una disposición totalmente arcaica y que va en contra de la modernidad”, declaró Robles Farías.

Lo anterior, debido a que esta disposición no ha tenido efecto en México, a pesar de que se han cometido violaciones a la Ley, por lo que se considera inoperante.

Para el catedrático universitario, la restricción del artículo 27 constitucional que representaba prácticamente la mitad del territorio nacional obstaculiza la inversión extranjera; no obstante, esta debe abrirse a zonas específicas de México y prohibirse en zonas como las arqueológicas o donde existan reservas naturales, que actualmente no están especificadas.

“Estoy totalmente de acuerdo con esta apertura pero para mí debieron haber prohibido la adquisición de extranjeros en algunos lugares específicos de nuestro país, donde por razones de importancia para México no deberían adquirir; por ejemplo, junto a las zonas arqueológicas o donde hubiera recursos naturales o zonas forestales”, expresó el también autor del libro La inversión extranjera inmobiliaria en México 2009.

Para el director general de Ambar Consultora Inmobiliaria, Suri Atri, esta reforma atraerá más capital así como beneficios al sector inmobiliario mexicano, pues quienes ahora tienen restricciones en las fronteras del país tanto de Estados Unidos como en el Sur, en Guatemala y Belice, ahora podrán generar inversiones sólidas y en mejores condiciones.

"Sin duda alguna México está tratando de hacer las cosas de tal manera para que tengamos mayor atracción de capital en todo el mundo, el impacto que tendría esta reforma será directa y positiva para las constructoras, un círculo virtuoso y una derrama económica prácticamente en muchas áreas, por lo que creo que estamos listos y preparados para recibir ese tipo de consumidores y de inversión”.

Suri Atri, indicó que los estados que serán beneficiados con esta modificación serán Sonora, Quintana Roo y Yucatán; además de que se esperan nuevos proyectos en lugares como Campeche, uno de los estados en el país donde no ha habido un gran desarrollo pero que sin duda se contemplan obras importantes con capital extranjero.


Fuente: Centro Urbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada