viernes, 25 de abril de 2014

¿Eres asesor o Ejecutivo de ventas?

En la presente sociedad con toda la información disponible por los diferentes medios de comunicación, en que la promoción de un producto para su venta está en franca competencia con muchos otros artículos similares de diferentes marcas o características, hace que los compradores hoy en día, tengan mayores opciones para seleccionar sus compras, siendo más demandantes de productos de calidad y servicios, en donde se puede observar la diferencia que hay entre un asesor y un ejecutivo de ventas.

En consecuencia, las condiciones para el modelo del vendedor han cambiado evolucionando el proceso de ventas, de tal forma que ahora ser un ejecutivo de ventas no es suficiente, ya que los clientes son más exigentes en cuanto a la calidad y servicio, y están mejor informados. Para lograr esto, se requiere de personas profesionalmente preparadas y capacitadas que estén en un alto nivel de competitividad aplicando las más modernas tecnologías para encontrar los requerimientos que solicitan los clientes. 

Existen varias diferencias entre un asesor y un ejecutivo de ventas, empezando por el origen histórico cuando los Reyes y Emperadores se auxiliaban de personas sabias y letradas como consejeros en muy diversos asuntos, o por el origen gramatical de lo que es un Asesor, que es una guía, un consultor, un orientador, un especialista que presta consejo sobre algún tema en particular, de donde son muy evidentes las diferencias hay entre un asesor y un ejecutivo de ventas:

El vendedor solo quiere quedar bien con su cliente, el asesor sabe como vincularse con el cliente.

El asesor aprende a escuchar, mientras el vendedor solo espera a que termine de hablar para hablar él de su producto. 

El asesor piensa en los intereses de sus clientes, mientras el vendedor se preocupa por la venta. 

El asesor aprende a preguntar para entender las necesidades del cliente, cuando el vendedor solo da la recitación de su producto.

El asesor se capacita y actualiza para ser siempre experto profesional, mientras el vendedor cree saber todo sobre ventas.

Pensando en ofrecer la mejor asesoría a sus clientes, la franquicia Alfa Inmobiliaria, implementó desde sus inicios, un sistema de capacitación basado en sus premisas de Honestidad, Transparencia y Servicio al Cliente, formando a sus Asesores Inmobiliarios mediante programados cursos presenciales, videos especializados en el tema, y capacitación continua con conferencias online, cubriendo todos los temas que un Asesor necesita saber con las más modernas técnicas de registro de los procesos de captación y ventas, así como el empleo de moderna tecnología aplicada con su exclusivo software para el control de las propiedades y clientes compradores.

En Alfa Inmobiliaria, primero están los intereses de sus clientes, ya que en sus programas de trabajo, no venden propiedades, sino que venden servicios de excelencia, asesorando en solucionar las necesidades presentes y futuras de sus clientes, buscando diversas opciones para que tomen la mejor decisión en la compra de una propiedad. 



Fuente: Alfa inmobiliaria


No hay comentarios:

Publicar un comentario