viernes, 27 de febrero de 2015

¿Cambio de ciudad? 4 tips de no debes dejar pasar


A cierta edad, es muy común pensar en mudarse a otra ciudad, ya sea por independizarse, estudios o simplemente por buscar una mejor calidad de vida, lo cual para muchos resulta ser una experiencia enriquecedora que abre nuevos caminos tanto personales como laborales.

Sin embargo, no es una decisión fácil de tomar, ya que se trata de dejar atrás costumbres, familiares y amigos, además de que se deben evaluar una serie de factores antes de realizar la mudanza, para así lograr que la estadía en la nueva ciudad sea satisfactoria. 

A continuación, te compartimos algunos puntos que te ayudarán en este proceso:

1- Evalúa tu situación financiera: Antes de tomar la decisión de cambiarte de ciudad, lo más importante es saber con cuánto dinero cuentas para mantenerte durante esta nueva aventura. Recuerda que hay muchos gastos fijos que deberás realizar, como son la renta de tu nuevo hogar, servicios básicos, así como completar tu despensa mensualmente. Además, debes considerar que probablemente querrás gastar en alguna salida ocasional o invertir en alguna actividad artística o deportiva que te guste realizar.

Para esto, puedes empezar por elaborar un presupuesto con tus gastos fijos y así saber cuánto dinero tendrás que disponer mensualmente para cubrirlos, así como el restante para tus actividades recreativas.

2- Viaja al lugar donde deseas mudarte: Es recomendable que antes de mudarte, realices un viaje a la ciudad donde planeas vivir, de esta manera podrás evaluar zonas donde te gustaría rentar tu casa y elegir precios que se ajusten a tu presupuesto. Para esto, te puedes apoyar de un asesor inmobiliario de la Red de franquicias inmobiliarias de Alfa Inmobiliaria, para buscar la mejor opción de acuerdo a tus necesidades.

3- Decide los términos de tu nuevo hogar: Una vez que has conseguido apoyarte de una franquicia inmobiliaria para la elección de tu nuevo hogar, es momento de pensar las condiciones más convenientes para ti, es decir, si deseas rentar una propiedad que ya esté amueblada o comprar por tu lado lo básico para ocupar el espacio (cama, refrigerador, estufa, muebles…), además dependiendo de tus gustos, también tienes la posibilidad de conseguir a un “Roomie” de confianza para compartir estos gastos.

4- No olvides: Una correcta planeación será lo que hará que tu mudanza sea más fácil. Una vez que ya escogiste un inmueble a donde llegar y los ahorros que debes tener contemplados, sólo queda buscar las actividades adicionales que desees realizar, como algún deporte de tu agrado o tal vez iniciar con la búsqueda de un nuevo empleo u opciones de negocio para lograr establecerte en la nueva ciudad. ¡Suerte!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada