miércoles, 9 de noviembre de 2016

Ideas para cerrar la compraventa de una casa antes de fin de año


Se acerca uno de los mejores momentos del año para el mercado residencial. En las últimas semanas de cada año se suelen concentrar gran parte de las operaciones de compraventa de viviendas, por lo que el otoño y el principio del invierno es la época ideal tanto para los vendedores como para los potenciales compradores.

Con el fin de que en la recta final de 2016 se puedan cerrar las transacciones con el mejor acuerdo posible, la red de franquicias Alfa Inmobiliaria ha resumido seis ideas esenciales:

Precio, presentación y visibilidad, las claves del vendedor

En el caso de los vendedores, las tres palabras mágicas son: Precio, presentación y visibilidad. Éstas son las razones de cada recomendación:

1. Elegir el precio adecuado. El primer mandamiento es elegir el precio justo para la vivienda que se quiere vender. “La experiencia nos dice que cuando una propiedad se pone a la venta por un precio por encima de lo adecuado, los mejores candidatos la desestiman y, en la mayor parte de los casos, termina vendiéndose por un precio inferior a su valor. Y es que el precio lo acaba poniendo el mercado y el valor, el propietario”, explica Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

2. Cuidar la presentación de la vivienda. La primera impresión es lo que cuenta, así que el consejo fundamental es prestar atención a la forma de presentar la vivienda. “Repara los desperfectos que den mala impresión, ilumina, limpia y trata de neutralizar el ambiente eliminando todo el mobiliario y elementos decorativos no esenciales. Es la forma más eficaz de ayudar al comprador a identificarse con la nueva vivienda”, asegura la franquicia inmobiliaria.

3. Dar visibilidad al inmueble. A menos de que se trate de una casa muy peculiar, es fundamental que la oferta llegue al mayor número posible de potenciales compradores en el menor plazo de tiempo. La forma de conseguirlo es apostar por los profesionales del sector, como agencias inmobiliarias y portales online especializados. 

“Equivocarse en cualquier de estos puntos significa caer sin remedio en la necesidad de bajar y bajar el precio de la vivienda. Y nunca renuncies a la opción de venderla tú directamente como particular”, insiste Duque.

Financiación, capacidad e inversión, las claves del comprador

En el caso del futuro dueño de un inmueble, las recomendaciones principales van enfocadas a tres ideas: capacidad de gasto, ver la inversión a largo plazo y saber con cuánta financiación podemos contar.

1. Saber cuánto te va a prestar el banco. Lo primero que debe hacer el comprador es acudir al banco para saber con cuánto dinero cuenta. Una vez que conoce cuál será su presupuesto, inicia la búsqueda de su casa nueva. Esta forma de actuar elimina la posibilidad de tener que firmar un préstamo con condiciones menos favorables o llegar incluso a perder la cantidad entregada a cuenta”, explica Duque.

2. Buscar propiedades un 10% por encima de la capacidad de gasto. Una vez que sepas cuánto dinero le puede prestar el banco, el comprador debe definir su límite de gasto para comprarse la casa, aunque a veces funciona el siguiente truco: buscar inmuebles que estén un 10% por encima de su presupuesto. La razón, asegura Alfa Inmobiliaria, es que en el mercado existen muchos propietarios que tienen prisa por vender, con viviendas que se han convertido en un problema para sus herederos o con otro tipo de propietarios que estarán interesados en vender a menor precio pero con tal de cerrar la operación.

3. Pensar en la inversión y olvidarse de los supuestas ‘ofertas’. Otra de las ideas básicas es que los interesados en adquirir una casa deben ver la compra como una inversión a largo plazo y no dejarse llevar por aquellas antiguas o mal conservadas por muy competitivo que sea su precio. “La línea divisoria entre una propiedad a precio de ganga y una vivienda invendible es difícil de ver", insiste la red de franquicias.

Fuente: Idealista

No hay comentarios:

Publicar un comentario